Quién soy

¡Hola! Me presento: mi nombre es Lucas. Me gradué en Administración y Dirección de Empresas en el año 2011. Desde entonces, he desarrollado mi carrera laboral en el sector de la auditoría de cuentas. He compaginado mi trabajo con un Máster en Valoración de Empresas (IEB Business Schooll), un Máster de Dirección Económico-Financiera (IESIDE Business Institute), y un Máster en Fiscalidad y Tributación (Colegio de Economistas de Galicia). Actualmente figuro registrado como Auditor de Cuentas (R.O.A.C.) y como Experto Contable.

En enero de 2019, mi afición se convirtió en un reto, ya que desde entonces comienzo a colaborar con un proyecto de inversión familiar llamado Galileo Capital SICAV, con más de 3 millones de euros bajo gestión, al que aporto algunas de mis mejores ideas de inversión.

En cuanto a mi filosofía de inversión, desconozco si se encasilla en el value, growth, análisis fundamental o una mezcla de todas. Lo cierto es que no lo sé. Lo que sí sé es cómo NO entiendo la inversión:

  • NO es sencilla. Es un proceso que lleva toda la vida, y que probablemente nunca termina.
  • NO es un camino fácil. Encontrarás dificultades, cometerás errores. Las piedras se convertirán en inseparables compañeras de viaje.
  • NO te harás rico rápido, aunque si reúnes la constancia y paciencia necesarias, en el futuro podrás llegar a vivir de la Bolsa.
  • NO me fijo en la evolución ni en la tendencia del precio. Alguna vez funcionará, pero no acertarás de manera recurrente.
  • NO te fíes de nadie que no admita que se equivoca. Todos lo hacemos.
  • NO invierto en malos negocios, a no ser que el precio sea de derribo. Prefiero buenos negocios con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo.
  • NO dejes que personas que no contratarías para tu propia empresa gestionen las compañías de tu cartera. No pongas tu dinero en manos de quien no confías.
  • NO me gusta la deuda. Trato de invertir sólo en compañías con balances saneados.
  • NO me gustan las compañías que no son capaces de reinvertir sus beneficios en expandirse a otros mercados o adquirir competidores.
  • NO inviertes sólo para ser accionista de buenos negocios, sino para ganar dinero. Es vital pagar un precio inferior al valor intrínseco, actual o futuro. Es lo que llamamos margen de seguridad.

Aplicando estos principios de manera rigurosa, constante y metódica, estoy convencido que podrás batir al mercado. O mejor dicho, podrás batir a tus propias expectativas.

Si quieres saber más sobre mi filosofía de inversión, te recomiendo que les eches un vistazo a mis cartas semestrales que publico en la sección Mi cartera.

Y si quieres saber cuáles son los libros de inversión sobre los que he cimentado mi estilo de inversión, te recomiendo que le eches un vistazo a la sección Mi biblioteca.


Algunas de mis publicaciones


Podcasts en los que participo