¿Quién ha ganado en 2020? ¿Quality, Growth o Dividendos?

Photo by Gratisography on Pexels.com

¿Recuerdas cuando construimos tres carteras con estilos de inversión muy diferentes entre sí? Puedes repasar las carteras en esta entrada.

Estos eran los tres estilos:

El primero de ellos era el quality, una cartera compuesta por los 10 moats más sólidos del planeta: monopolios de segmentos de negocio, barreras de entrada insalvables y poder ilimitado para incrementar los precios sin que apenas se inmute la demanda.

En definitiva, quality extremo. Te hablé de los moats en este artículo (Parte I) y en este artículo (Parte II).

Otro de los estilos era el growth, una cartera con algunas de las compañías con mayor crecimiento del planeta y perspectivas para continuar haciéndolo.

Ninguna de ellas había crecido menos del 40% durante el 2018, y el crecimiento promedio de la cartera durante los últimos 3 años era del 150%. Te hablé del estilo growth en esta entrada.

Y el último de los estilos era el de dividendos. Una cartera compuesta únicamente por compañías engendradas para distribuir dividendos a sus accionistas, con ingresos muy estables y una rentabilidad por dividendo (dividend yield) muy superior a la media de mercado. Te hablé de esta cartera en esta ocasión.

Ahora bien, ¿cuál de los tres estilos ha salido victorioso en un año tan complejo como el 2020? Ha habido un claro ganador.

Si quieres saber quién ha sido el ganador del año, sólo tienes que suscribirte a microvalue. Es gratis y prometo no saturar tu bandeja de entrada. 🙂

Una vez te hayas suscrito, empieza a disfrutar de todas las ventajas:


DISCLAIMER. Toda la información ofrecida en el presente documento tiene un carácter meramente formativo y no representa una recomendación de compra (artículo 63 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, y en el artículo 5.1 del Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero). Microvalue no se responsabiliza del uso que se haga de esta información. Antes de invertir en una cuenta real, es necesario tener toda la formación adecuada o delegar la tarea en un profesional debidamente autorizado para ello.