Mi cartera de inversión I Semestre 2020

Mi cartera durante el primer semestre de 2020

Un semestre único

A pesar de que siempre puede hacerse mejor (y peor, ¡siempre puede hacerse mucho peor!), como siempre, el balance pasa por analizar qué se ha hecho mal. Tal como expliqué en la entrada “Especial coronavirus: ¿qué hacer ahora?“, con sólo 76 casos en España, era consciente que debíamos ser cautos ante la incertidumbre. Y lo fui, aunque no tanto como me hubiese gustado. Reconozco que carezco del coraje suficiente como para transformar la cartera en un solar repleto de liquidez en cuestión de segundos. Y no lo hice. Al menos no con la agresividad que la situación requería.

Más adelante, a través de la entrada “Qué activos se comportarán mejor si hay un rebote” expuse que las compañías de componente más cíclico solían rebotar de manera más agresiva tras una caída tan virulenta como la vivida. Multitud de empresas se convirtieron en multibaggers en apenas unas semanas. Aunque así sucedió, tampoco lo aproveché todo cuanto debiera.

Incluso a mediados de marzo, en el “Especial coronavirus II: cuándo y dónde invertir“, di ejemplos concretos de negocios que podrían verse beneficiados del “nuevo mercado”, como Flow Traders, Constellation Software o Facebook, todas ellas con fuertísimas revalorizaciones desde entonces.

Me quedo con la moraleja que lo resume todo: “cuando tienes algo meridianamente claro, ve a por ello, con todas las consecuencias, hasta el final”.

No digo que la ejecución haya sido mala, sólo que siempre puede mejorarse y aumentar en convicción. Como decía Jeff Bezos (muy pronto hablaremos largo y tendido de él) en su Carta a los Accionistas de 1999, hoy será el día que peor lo hagamos. Aplicando la idea de mejora continua a la inversión, mañana debes ser mejor que hoy: pule tu estilo, mejora tu análisis cualitativo, amplía tu círculo de competencia. Y desde ya: la complacencia será siempre tu peor enemiga. No sólo en la inversión, sino en todos los ámbitos de la vida.

Si quieres ver la cartera a cierre de junio de 2020 y el resto del contenido, suscríbete a la web, ya que el acceso sólo está habilitado para los que se suscriban a microvalue:

Una vez te hayas suscrito, empieza a disfrutar de todas las ventajas de suscribirse a microvalue: