Qué activos se comportarán mejor si hay un rebote

Photo by Roman Koval on Pexels.com

Seguro que has oído hablar de que la recuperación económica será en V, en U o en L, en función de si esta es rápida, lenta, y el tercer escenario ya es propio de una depresión, más que de una recesión coyuntural (en este artículo lo explican mucho mejor que yo). Como nadie sabe lo que sucederá, simplemente debemos estar preparados por si se diera el primero o el segundo de los escenarios.

No doy por hecho que vaya a producirse una recuperación inmediata de los índices, no lo parece. Lo que sí sé es que esta vez es diferente. Es diferente porque nos enfrentamos a un problema global, que afecta en mayor o menor medida a todos los sectores de la economía. Lo que parecía ayer seguro, hoy se encuentra en entredicho. Negocios inquebrantables como McDonald’s se han visto obligados a cerrar parte de sus franquicias. Algo impensable hasta hace poco.

¿Cuando se producirá el rebote? Parafraseando al Director de Inversiones de GMO, Jeremy Grantham, “sé consciente de que el mercado no cambia al ver luz al final del túnel. Cambia cuando se ve todo negro, pero con un leve matiz menos sombrío que el día anterior”.

Lo que parecía ayer seguro, hoy se encuentra en entredicho. Negocios inquebrantables como McDonald’s se han visto obligados a cerrar parte de sus franquicias. Algo impensable hasta hace poco.

En términos bursátiles, el último gran rebote fue el producido en el S&P 500 durante la crisis financiera de 2008. Por entonces, el S&P 500 TR cerraba el año 2007 instalado en los 2.306 puntos. Tras caer desplomado hasta los 1.189 puntos al cierre de febrero de 2009 (-48%), finalizaba el mismo año en los 1.838 puntos (+55%). Aunque no recuperado del todo, en apenas unos meses la caída pasó a ser sólo del 20%. Si el 2008 guarda algo en común con la situación actual, es que entonces el mundo también parecía estar a punto de acabarse.

A donde quiero llegar es que, habiendo reducido nuestra exposición durante las caídas, y habiéndola aumentado de forma agresiva a principios del 2009, cuando el grado de incertidumbre era máximo y “se veía todo negro”, cualquier cartera podría haber salido viva de uno de los periodos más tormentosos de nuestra historia reciente.

Si quieren ser billonarios algún día, muestren agallas, tomen una decisión.

Ignoro si aún no hemos llegado al febrero de 2009 (yo creo que no), pero el objetivo de este artículo no es otro que el de explicar qué acciones se comportaron mejor durante el rebote que se produjo entonces, para sacar rédito de ello en un futuro inmediato (?).

Compañías seleccionadas

Para este pequeño experimento, para el cual no me he basado en ninguna fuente externa que pudiera condicionar el resultado, he seleccionado dos grupos de compañías de los grandes índices americanos: uno que he denominado “grupo quality”, y otro “grupo cíclico”.

En el primer grupo, el “grupo quality”, he incluido aquellas compañías con menor componente cíclico, con alto márgenes operativos y baja intensidad de capital. En definitiva, con un claro sesgo hacia el sector tecnológico. Por supuesto, es una elección totalmente personal y posiblemente diferiría de cualquiera que hubiera hecho otra persona:

  • Mastercard
  • Berkshire Hathaway
  • Heico Corp.
  • McDonald’s
  • Accenture
  • Adobe
  • Alphabet
  • Microsoft Corp.
  • JP Morgan
  • Oracle
  • Transdigm

En el segundo grupo, el “grupo cíclico”, he introducido aquellas compañías con mayor componente cíclico, menores márgenes operativos y mayor intensidad de capital. He optado por incluir compañías del sector de automoción y financiero, las más castigadas durante el desplome bursátil de 2008. He de aclarar que, dentro de estos sectores, he escogido aquellas compañías que poseen atributos diferenciadores y que podrían capear el temporal sin problemas. De nuevo, es una elección totalmente personal, y posiblemente diferiría de cualquiera que hubiera hecho otra persona:

  • Delta Air Lines
  • Bank of America
  • Boeing
  • Caterpillar
  • Fedex
  • General Electric
  • Harley-Davidson
  • Ralph Lauren
  • Chevron Corporation
  • Wells Fargo & Company
  • Ford Motor Company

Antes de ver los resultados, ¿en qué grupo crees que deberíamos habernos situado antes de la caída? ¿En cuál deberíamos estar invertidos si queremos aprovechar al máximo el rebote? Vamos a verlo.

Si quieres seguir leyendo el artículo y ver los resultados, suscríbete a la web, ya que el acceso sólo está habilitado para los que se suscriban a microvalue:

Una vez te hayas suscrito, empieza a disfrutar de todas las ventajas de suscribirse a microvalue:


DISCLAIMER. Toda la información ofrecida en el presente documento tiene un carácter meramente formativo y no representa una recomendación de compra (artículo 63 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, y en el artículo 5.1 del Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero). Microvalue no se responsabiliza del uso que se haga de esta información. Antes de invertir en una cuenta real, es necesario tener toda la formación adecuada o delegar la tarea en un profesional debidamente autorizado para ello.