Gravity: ¿truco o trato?

Durante el último año, pocas compañías me han dado tantos quebraderos de cabeza como Gravity, sobre todo teniendo en cuenta que sólo representa un 3% de mi portfolio (nada que ver con el 15% de Sirio SPA, por ejemplo). Esto quiere decir que las horas dedicadas a Gravity suponen para mí unas de las menos rentables con diferencia.

Sin embargo, habéis sido muchos los que pedisteis una actualización de la tesis. Por un momento, me he sentido como un cantante de rock cuando le piden que cante otra canción. Y parece que a los lectores de microvalue os va el Rock & Roll duro (siguiendo con el símil musical, Gravity no es la Quinta Sinfonía de Beethoven precisamente). Por eso hago esta actualización, no sólo sobre los últimos resultados de la compañía, sino que también trato de darle una vuelta a la valoración de la forma más sencilla y didáctica posible. Por último, analizo las perspectivas de Gravity de cara al 2020.

Aprovecho para anunciar que microvalue, como ya habréis visto, ha empezado a tener más actividad que nunca, y la idea es que esto siga siendo así (en torno a una entrada por semana). Como te puedes imaginar, publicar tesis de inversión de la calidad de Una joya con rentabilidad por dividendo del 23%, Sirio SPA o Una de mis mejores ideas de inversión semana tras semana es prácticamente imposible (aunque no dejaré de intentarlo), pero me habéis facilitado multitud de ideas que pondré en marcha próximamente. Estoy convencido que gustarán y harán de microvalue el rincón perfecto para el inversor particular.

Si quieres leer la actualización de Gravity, suscríbete a la web, ya que el acceso sólo está habilitado para los que se suscriban a microvalue:

Una vez te hayas suscrito, empieza a disfrutar de todas las ventajas de suscribirse a microvalue: